Mapeos de memoria y resistencia #1

Siempre volverán

por Chico Bauti

Siempre volveré se llama la canción del cantor, pintor y poeta, Samurái. “Volveré por un café y brindaré por conocerte”. A través de las redes sociales habían alertado que le estaban buscando,  su grupo de amigos más cercanos empezó a preguntar por su paradero.  Ubicaron a su Dj y se pusieron en contacto con sus familiares. Con las informaciones recogidas se pudo establecer que Héctor Everzon Hernández Beltrán estuvo en el centro de Bogotá el 23 de diciembre en el parque de los Periodistas.

En los noticieros de los grandes medios se había colado ya el eco de los seguidores, la persistencia de su familia y la activación de las redes y medios del movimiento Hip-Hop que insistían en vencer los rumores, elevaban la necesidad vital de encontrar respuestas de manera urgente. En las redes y en los medios su imagen fue replicada por miles, pero nadie da respuestas concretas sobre su paradero. Samurái, como le conocen en el mundo del Hip Hop, el cantor, pintor y poeta sigue DESAPARECIDO.

 

 

Exigiendo su regreso, el movimiento HipHop de Bogotá convocó a una marcha desde el Planetario hasta la Plaza de Bolívar el viernes 5 de enero de 2017. Varios artistas se hicieron presentes, sus familiares acompañados por los medios que ya habían cometido el grave error de anunciar que habían hallado el cadáver en el río el Mochuelo. La falso noticia la reportó la Policía. El cuerpo que habían encontrado en estado de descomposición no tenía tatuajes según expresó su familia. Por eso la esperanza que mantienen los jóvenes que marcharon por la carrera séptima, como anuncian mientras levantan las fotocopias y retratos de Everzon- Samurái, sigue intacta. Los transeúntes impactados por las grabadoras que replican los versos del poeta de Ciudad Bolívar miran con escepticismo a los manifestantes de ropa ancha que portan el grafiti con la cara de un artista que esperan de regreso.

Samurái tiene muchos amigos, uno de ellos es su Dj, un amigo en común, el Dj Criminal va al final de la manifestación, ya había anunciado que las máscaras con las que se presentan en los espectáculos permanecerán guardadas hasta que retorne. Dj Criminal se acerca y me dice con la voz afectada: “mi hermano yo los he acompañado durante 20 años en acciones sociales contra la desaparición forzada, pero nunca me había tocado tan cerca”. Dj Criminal recibe en promedio 300 mensajes de Whatsapp al día con preguntas sobre Samurái. Mientras caminamos me presenta a la familia de Everzon, ellos me reiteran que su corazón les dice que él está vivo. Como las posibilidades se multiplican con los rumores, ellos han pedido no difundir ninguna noticia hasta que ellos no la confirmen.

 

En la esquina de la calle 19 con carrera séptima, después de cruzar por el lado de las mesas de ajedrez donde los jugadores y los espectadores ni se inmutan ante el paso del centenar de manifestantes que en medio de las vacaciones colectivas se han reunido en torno a este artista urbano. El vocalista de Afrikan Soul, Andrés Mauricio Triana, me dice: “Yo no fui muy cercano a Samurái pero compartimos momentos juntos, yo mismo lo busqué por toda la Localidad 15, pegamos avisos con su foto, lo preguntamos en muchos lugares y nada. Andrés escribió un tema después de conocer la familia del protagonista de otro mal llamado Falso Positivo. Los efectos de la violencia social se vuelven líricas con un tono oscuro que marca las conversaciones que vamos teniendo por la Calle Real, antiguo nombre de la Carrera Séptima. Junto a nosotros camina la familia de otro joven desaparecido de nombre Bryan Andrés Montaño de 17 años.

Al llegar a la Plaza encontramos a Candelaria Vergara, compañera de Pedro Movilla desaparecido en Bogotá el 13 de mayo de 1993. Candelaria quiere preguntarle al Dj Criminal los detalles de lo ocurrido, después me dice conmovida: “están en la etapa de la negación, ese momento en el que no quiere aceptar que están desaparecidos”. Por mi cabeza pasan muchas preguntas, ¿activaron el mecanismo de búsqueda urgente?, ¿conocen las rutas de exigencia de derechos? ¿Por qué siguen desapareciendo personas en esta ciudad y en este país?

En medio de los abrazos los familiares agradecen la solidaridad del grupo que se hizo presente para exigir respuestas sobre el paradero de Samurái. Cada uno de los presentes recuerda un momento, una canción y repite con cierta angustia y nostalgia ¿dónde está? Nos invitan a ir al parque de los periodistas, en el camino rostros conocidos en el mundo del Hip Hop colombiano, entre ellos Lucía Vargas, Yako el Arriero, Yoki Barrios. Algunos medios alternativos de esta cultura urbana van registrando los momentos en los que pocos alzan la voz contra el silencio que los tiene confrontándose con la realidad de este país, que confirma lo vulnerables que pueden ser los artistas y los pone al mismo nivel de otros seres humanos. La fama y el reconocimiento no es ningún manto de protección.

 

 

La lluvia cae fuerte en la noche capitalina, me quedo bajo un techo de la Candelaria conversando con un viejo conocido, Mc Sur es organizador del festival de Aguas Claras, último lugar donde cantó Samurái. “Elegante, humilde, un guerrero, la rompió” me cuenta haciendo alusión al espectáculo que ofreció Samurái en el sur Oriente. La noche llora, la nostalgia es evidente.

Estamos publicando mapas sobre la desaparición forzada en Bogotá y en algunos departamentos de Colombia. Y aunque no sepamos nada de ellos, sabemos y sentimos que siempre volverán.

Los jóvenes del Movimiento Hip Hop siguen convocando a la acción, la próxima marcha se realizará el domingo 14 de enero en el parque Nacional de Bogotá desde las 10 de la mañana.

 

Texto y fotos de Chico Bauti.

Justicia por Samurai:

 

Leave a Comment!

You must be logged in to post a comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.