Lágrimas

Si con mis lágrimas ella volviera a aparecer

Yo lloraría mares enteros,

No es un cuento,

Ni pataleo de los renglones de mi diario.

Es un amargo campanazo

De la dura realidad  que se mueve allá afuera

¡Violencia desgraciada!

Mi hermana mayor

Nydia Érika Bautista, la mayorazga

Vino de Cali a acompañar a su único hijo

Ene l evento más inolvidable de su vida

Bautizo, primera comunión…

Al salir a acompañar a una de las invitadas

De la reunión … Desapareció

Pasan días sin cuenta y aún no ha regresado

Mis sobrinos lloran y la preguntan

Y ni siquiera yo sé que responderles.

Escribo no con el ánimo

de ahondar más en tristeza

Sino de dejar un callado testimonio

De lo que ha ocurrido en mi familia.

¿Pero qué les respondo a mis sobrinos?

El Alba

Noviembre de 1987

Share

Leave a Comment!

You must be logged in to post a comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.